4 claves para catar tequila

El tequila es el destilado por excelencia de México, su sabor y su olor es penetrante y tiene muchos matices dependiendo de las características adquiridas en procesos posteriores a la destilación.

Hay varias clasificaciones del tequila, está el joven u oro, el reposado, añejo, extra añejo, reserva y blanco. 

Las claves para catar el tequila son:

1. El recipiente. Los expertos recomiendan elegir el vaso o copa en el que se va a probar el tequila, en el caso del tequila blanco es mejor en caballito. Los añejos van mejor en copa.

2. Color. El color depende del añejamiento del tequila y del tiempo que estuvo reposando en barricas.

3. Aroma. Para identificar los distintos aromas que se encuentran en el destilado, se recomienda poner la copa o caballito debajo de la nariz e identificar todos los aromar en él. A menudo son necesarias dos aspiraciones para descubrir todos los matices.

4. Sabor. Se da un pequeño sorbo y se ingiere lentamente. Ya que esté en la boca, se toma un segundo sorbo y se respira para sentir el sabor, puede ser afrutado, especiado, dulce, ácido o amargo.

En el caso del tequila Solarum, está elaborado 100% de agave azul, está hecho en la región de Tequila en Jalisco. 

En el Tequila Solarum podemos distinguir matices herbales como el tomillo, la menta, cítricos como la toronja, tonos frutales y se distingue la nota dulce del agave cocido.

Es un tequila con mucha personalidad, con una vista limpia, brillante, de color blanco con matices plateadas.

También está disponible el tequila Solarum con oro de 24 kilates. Este es un destilado cristalino añejo, en él se pueden distinguir vapores de menta, agave cocido, toques de vainilla, caramelo y frutos.

Las hojuelas de oro de este tequila no aportan ningún sabor, pero si dan una gran personalidad a esta deliciosa bebida.

Si tienes la oportunidad, contrata una experiencia de cata de tequila Solarum con algún menú delicioso especial para la ocasión.

maximo esplendor